Canciones con plena actualidad…

Hoy me he levantado algo nostálgico y, en ese impasse entre el despertar y el levantar, me vino, no sé porqué, la melodía del “light-motiv” de Aute. Luego, irremediablemente, fue surgiendo la letra. ¡Coño, pero si es de plena actualidad! Me levanto, busco la cinta de cassette. Ufff!, un disco de 1991. Y vaya, también incluía “Siglo XXI“. Igualmente, como anillo al dedo en los tiempos que vivimos.

Pues aquí las dejo…

LIGHT MOTIV
Déjate de rebeldías
Que la Historia ha superado,
¿O nos ves que la anarquía
Se ha instalado en el Mercado?
Qué te importa si es injusto
Que se muera la poesía
Lo sublime es darle gusto
Al gusto de la mayoría.
Qué divina, la moderna moda moderada
De lo light.
Al final después de tantas calorías
Esto es lo que hay.
Desde Texas a Chamberí
Se escuchaba siempre el mismo
“light-motiv”.
Déjate de hacer discursos
Sobre el Logos y la Nada,
Lo más sabio es el concurso
de la inmensa marujada.
Qué te importa que el futuro
Sea un túnel sin salida
Si hemos derribado el Muro
Con la “chispa de la vida”.
Déjate de post-cultura
Que eso apesta a mausoleo
Aunque a veces la pintura
Sirva para algún blanqueo
Deja de volverte loco
Con el Fin de la Utopía,
Hazte un poco neo-barroco
Y, ¡a vivir que son dos días!
SIGLO XXI
Siglo XXI, cambalache, problemático y febril”
Anunció Santos Discépolo, un poeta del 2000
Y profeta en aquel tango que cantó a la corrupción
Que gobierna las cloacas de la humana condición.
Siglo XXI, el hombre ha muerto ¡viva el capital!
No será aquel cambalache donde todo daba igual…
Para entonces no será lo mismo un sabio que un traidor,
El más judas será el que se suba al podio de honor,
La mentira será ley y el simulacro, institución,
El cohecho por derecho y por la santa comisión…
El chorizo ira embutido en sus Mercedes oficiales
Y el trilero montará su atril en trilateral.
El camello del futuro no será aquel criminal
Que vendía matarratas cuando aun era ilegal…
Para entonces será el presidente de “coca-control”
En su rama de entertainment: “sexo, droga y rock’n’roll”.
Trepa, trepa por tu chepa, el trepa llegará a ser vip
Y la sanguijuela chupa que le chupará hasta el rip…
El gusano, con los restos, se pondrá como un cebón
Y, bien gordo, será deglutido por el tiburón.
Y llegó el fin de la historia y al capone va a ser rey
De quien la sufrió en sus carnes y aún la arrastra como un buey…
“dios murió” predijo Nietzsche pero aquí está el totus dei
Que enterró al demonio rojo que aprendió a decir: “okay”,
Todo por comprarse unos vaqueros made in usa.
Me diréis y con razón que yo también soy un ladrón,
Que la música y la letra de este fraude de canción
Son un plagio de Bob Dylan y del gran Discepolín…
Es verdad pero, ¡cojones!, quien desprecia ese botín
Que a dios le plagió merlín
Y al diablo, Marilyn
Y a Picasso, el arlequín
Y a Espartaco, Bakunín
Y a la esfinge, Rin tin tin,
Y el principio es siempre el fin,
En fin…
Anuncios
Publicado en Música apasionada, Pensamiento | Deja un comentario

SIMPLEMENTE, AMA.

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

¡Feliz cumple, Jesús!

Menos mal que mi hija me recordó que lo que hoy celebramos es un cumple, sí hombre, el del nacimiento de Jesús, el de Nazaret. A pesar de tantos días de Adviento, de espera, la dinámica del día a día nos descentra y nos aleja de lo esencial, de lo trascendental, de lo verdaderamente importante. Y es que, año tras año, uno va cayendo en la telaraña de la sociedad consumista que todo lo banaliza, que todo lo engulle para retroalimentar el sistema: consumo, derroche, comidas sin par, fiestas sin descanso y sentimientos mercantilizados.

Bueno, el caso es que este año voy a prepararle unos regalos más especiales, acordes con los tiempos que vivimos y otros muchos malviven. Por mi parte sencillez, humildad, solidaridad y entrega. Y para este Niño –vale, es un decir- tres presentes:

–          El oro del trabajo digno, justo y con derechos, lejos de la explotación, que nos permite realizarnos como personas y nos integra en la sociedad.

–          El incienso de la energía que nos da luz y calor, para no pasar frío.

–          Y la mirra de un techo que a todos cobije, una vivienda sencilla -establos, portales y  puentes no valen, gracias-.

Y como se trata de una fiesta de cumpleaños, pues con alegría y ganas de divertirse. Y si es posible, en familia, que es mucho mejor.

¡FELIZ NAVIDAD!

Publicado en Celebraciones, Espiritualidad, Uncategorized | Deja un comentario

6 de Diciembre: nada que celebrar, mucho que reformar.

Hoy toca Constitución, qué le vamos a hacer.

Y hoy toca decir bien alto y claro que necesitamos una reforma urgente de nuestra Carta Magna, y por tanto, que hemos de conseguir una amplia mayoría que lo haga posible siguiendo los procedimientos en ella establecidos.

Sí, a estas alturas ya no hay nada que festejar. La Constitución Española de 1978 va quedando, año tras año, en papel mojado. No hay más que mirar a nuestro alrededor y ver lo que está pasando. Podríamos comentar, uno por uno, los derechos que sistemáticamente, día a día, son conculcados en nuestro país. Y los ejemplos son muchos:

Los españoles son iguales ante la ley (art. 14).
La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana (art. 27, 2).
Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad (art. 31, 1).
Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo (art. 35, 1).
Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial, realizarán una política orientada al pleno empleo. (art. 40, 1).
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. (art. 47).

Después de 35 años, nuestra Constitución, producto de un determinado momento histórico, ha quedado obsoleta. Hay que formatear el sistema porque muchísimas cosas no funcionan y gobiernos y parlamentos pervierten lo que dicen representar.

Lo dicho, nada que celebrar. Urge replantearse nuestro modelo constitucional, reflexionar, debatir, cuestionar, mover el culo, articular alternativas, reivindicar. Solo los satisfechos, y los que del estado actual sacan tajada, quieren que todo siga igual.

Para empezar os invito a releer, solo, el Preámbulo de la Constitución de 1978, y a ver qué pensamos hoy de aquella voluntad.

 Preámbulo:
La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su  soberanía, proclama su voluntad de:
Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo.  
Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular.  
Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los  derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.  
Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a  todos una digna calidad de vida.  
Establecer una sociedad democrática avanzada, y  
Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.

Publicado en Política | Deja un comentario

Derechos de la infancia, y ese otro mundo posible.

En 2009, con motivo del 20º aniversario de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, el BICE (Oficina Internacional Católica de la Infancia, http://www.bice.org/es/) lanzó una campaña bajo el lema LLAMAMIENTO PARA UNA NUEVA MOVILIZACIÓN A FAVOR DE LA INFANCIA. En uno de sus apartados, como principios, se afirmaba…

El niño en el que creemos
5. El niño, cada niño, es un regalo para la humanidad. Se inscribe en una historia y, al mismo tiempo, abre nuevos posibles. Posee una energía vital que le permite desarrollarse con los demás. Si esta energía vital no es ahogada por la sociedad, hará que el niño crezca a pesar de los numerosos desafíos y a veces heridas que la existencia, a pesar de todo, le infligirá.
El niño nos maravilla siempre; nos enseña mucho sobre nuestra humanidad, nuestros límites y también sobre nuestras capacidades para sobrepasarnos. Este niño, a pesar de todas sus potencialidades, nace frágil. Necesita amor, afecto. Debe también ser protegido hasta el momento en que adquiera su autonomía. Una autonomía que no es una independencia total, para desempeñarse siempre tendrá necesidad de vivir en un ambiente de solidaridad humana en todos los niveles.

De manera recurrente los medios de comunicación suelen llamar la atención sobre diversas situaciones que afectan gravemente a los niños y niñas, tales como el trabajo infantil, el hambre, los abusos sexuales, la inmigración clandestina, las guerras, o los desastres naturales (caso de Filipinas en la actualidad: huérfanos, secuestros, trata,…). ¿Desaparecerá esta realidad cuando deje de ser noticia? Pues claro que no.

Sin embargo parece que nuestras conciencias se mueven al ritmo que nos marcan los mas media o por acontecimientos puntuales que destapan momentaneamente duras y crueles realidades ancladas en estructuras de terror e injusticia.  Situaciones producto de un mundo que no valora a los más pequeños, por más que se afirme lo contrario; o de sociedades que no les reconocen como personas en plenitud, aunque frágiles, con condiciones de especial vulnerabilidad que les hacen sujetos de protección y acompañamiento hasta alcanzar su autonomía.

En estos días volveremos a escuchar grandes discursos al hilo del aniversario de la Declaración Universal de los Derechos de la Infancia. Tres o cuatro días a lo sumo. Después, todo seguirá igual. La sociedad necesita de pequeños momentos para lavar su conciencia. Después, todo seguirá igual. En el fondo, y ese es el quid de la cuestión, no creemos que los niños, cada niño, son un regalo para la humanidad, y demasiadas veces ahogamos su energía vital. Montamos grandes declaraciones universales al tiempo que construimos sociedades cargadas de inhumanidad y hacemos como si todo encajase sin más viviendo en la pura hipocresía.

Proclamar los derechos de los niños y las niñas, de TODOS LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS del mundo,  pasa, irremediablemente, cada día, por trabajar por un mundo más humano, fraternal, justo y solidario. Por eso yo creo en las palabras de Jesús, el de Nazaret, y creo que ese es el camino: «En verdad os digo: si no cambiáis y no llegáis a ser como niños, nunca entrareis en el Reino de los Cielos. El que se haga pequeño como este niño, ése será el más grande en el Reino de los Cielos. Y el que recibe en mi nombre a un niño como éste, a mí me recibe.» (Mateo 18,1-5)

Publicado en Infancia | Deja un comentario

24 octubre, huelga general en el enseñanza.

Muchos, muchos son los motivos para sumarse a otra nueva jornada de huelga general en la enseñanza. Con el mantenimiento de los recortes en la inversión educativa, con un ministro inepto e insensato enfrentado a toda la comunidad educativa y con la LOMCE recién aprobadita por el Congreso de los diputados no nos queda otra que seguir manifestando nuestra oposición en las aulas y en la calle.

Publicado en Educación | Deja un comentario

El chupete digital.

¡Genial, como siempre, El Roto! Hoy me atrevo a “pedirle prestada” la viñeta publicada en El País. La pido prestada para mostrarla y comentarla.

Muchos dirán que es el precio que hay que pagar por el progreso, que las nuevas criaturas ya vienen con el chip digital de serie o que no podemos vivir de espaldas a la realidad. Por el contrario, yo me pregunto si lo mejor que podemos ofrecer a nuestros hijos e hijas es tecnología y más tecnología desde la más tierna infancia, dosis cibernéticas de tranquilizantes, fijación pasiva a la realidad virtual.

¿Dónde quedará el gateo, la mirada directa a personas, animales y cosas, la manipulación de los objetos, la investigación de los recovecos de la casa, el degustar y olfatear de todo por doquier, las caricias y los besos, la mirada tierna, el sí y el no del padre y de la madre,…?

Publicado en Comunicación, Educación, Infancia | Deja un comentario